17.7 C
Tlaxcala
16 octubre, 2021
Reportajes

Alimentación: La debilidad de la salud mexicana ante covid-19

Alimentación: La debilidad de la salud mexicana ante covid-19

Víctor A.R.C.

Previo a la pandemia, la iniciativa de etiquetar los productos con indicadores claros de contenido de azucares y sales, ya se vislumbraba un problema en la nutrición de los mexicanos.

Enfermedades como la diabetes, hipertensión, insuficiencia renal y obesidad encendían el semáforo por los crecientes problemas en salud púbica, con más de 12 millones de personas diabéticas en el país, la carga económica de sus cuidados se disparó de forma alarmante.

El covid fue lo gota que derramó el vaso, no es casualidad que México esté entre los tres primeros países con mayor número de muertes, desde 1970 la alimentación de los mexicanos sufrió una transformación gradual, al punto que hoy los niveles de nutrición son de los mas bajos mundialmente.

Cambiamos las sopas de nopales y habas por sopas de pasta, el agua por refrescos, el pulque por alcohol, las memelas por frituras, las frutas por pastelillos, la leche por derivados lácteos.

López Gatell declaró desde el inicio de la pandemia que la alimentación sería un factor determinante en el desarrollo de la enfermedad, y así fue, múltiples estudios internacionales recientes revelan que el azúcar en la sangre es un alimento para el virus, sumado a esto la debilidad de nutrientes y exceso de grasas dejan al sistema inmunitario de rodillas ante las enfermedades.

No es culpa únicamente de la población, los gobiernos son responsables de el desarrollo de la sociedad, sin embargo, la ambición económica, la ignorancia política, la corrupción entre otros, permitieron que las tiendas de abastecimiento se llenaran de productos industrializados desplazando casi por completo los alimentos naturales.

Actualmente es mas difícil encontrar donde comprar un plátano que un gansito, una manzana que unas galletas, por ello muchas madres de familia optan por poner en el almuerzo de sus hijos comida chatarra que a la postre tienen resultados terribles.

No es tarde para que se tomen medidas correctivas, no lo harán los gobernantes, la presión de las grandes empresas industriales alimenticias no se los permitirá o serán sobornados, no obstante, de forma individual debemos cambiar estos hábitos, tenemos la gran fortuna de que México tiene una variedad inmensa de alimentos naturales que hay que preservar.

El etiquetado claro no es suficiente, hace falta una educación alimenticia y políticas públicas que regulen la industria y comercio para que tengan a disposición alimentos sanos.

Dura lección para todos es esta pandemia, no la dejemos en saco roto, alimentación y ejercicio sano es lo que debemos aprender.

 

Related posts

Netflix demostró que la televisión mexicana es una basura

REDACCIÓN

Miel: Tesoro Tlaxcalteca (Propiedades)

REDACCIÓN

Un mundo nos vigila: Una realidad

REDACCIÓN

Leave a Comment

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Información Protegida !!
A %d blogueros les gusta esto: